Para el matri de Felipe & Gilda se nos planteó un desafío distinto a lo convencional de los matrimonios, que consistía en apropiarse de las áreas verdes del hotel El Parque de Villarrica. Para ello se generaron distintas instancias de relajo en el parrón y jardín, como juegos, montaje para fotos, distintas áreas de lounge, mesones de dulces, bar con cervezas, colchas y cojines para que los invitados se relajaran y disfrutaran del entorno y la hermosa vista al lago que entrega el hotel.
En cuanto al uso del color no hubo límites, en el interior del salón, donde se realizó el almuerzo, se centró en los tonos pasteles apricot, mint y turquesa, dejando colores fuertes y potentes como los rojos, morados, amarillos y verdes para el exterior.
Para la decoración de cielo del salón, se diseñaron banderines calados en los tonos anteriormente definidos.
Los centros de mesa fueron una mezcla de distintos elementos, al igual que el buffet del postre. En cuanto a las indicaciones de la mesa, se diseñó una pizarra con los conceptos elegidos para la distribución de los invitados.
29, noviembre de 2013

Relajo de tarde