Desde su concepción, el matrimonio de Pato y Margo fue mágico. El diseño general del evento giró en torno a lo natural y las mandalas, elemento importante para los novios. Tomamos esta forma desde el diseño de su parte y lo aplicamos como eje central de la propuesta.
Teniendo a su favor un día espectacular, la ceremonia se realizó al aire libre en los jardines y con vista a la laguna. Desde el inicio y siguiendo por la huella al altar, se dispusieron diferentes canastos con un colorido mix de flores, culminando en el sencillo pero majestuoso arco turquesa, el cual con borlas y flores marcó un hito en la ceremonia.
En los muros del hall de acceso, instalamos diferentes mandalas en varios tamaños y colores.
Ya en el salón, y como diseño aéreo, dispusimos mandalas con borlas, alternándose en colores blanco y turquesa. En el área central del salón se instaló un imponente mesón de postres, y sobre éste un jardín flotante, con canastos y flores.
Sobre un muro de luces hadas, instalamos las letras BAR en pasto, reforzando así el concepto natural del evento.
La paleta de colores que utilizamos en el interior fue blanco y verde, con toques amarillos y turquesa, dando una sensación de frescura y delicadeza.
Dentro el diseño particular del matrimonio, realizamos las iniciales de los novios con flores, señalética, servilleteros, menú, maxi letras LOVE.
Pato y Margo, esperamos que sean inmensamente felices en esta nueva etapa que están comenzando.
5 de diciembre
Casino UCT
Banquetería, Gustavo Bardehle
Iluminación, Mario Pedrero

Mandalas