El Matrimonio de Coni y Eduardo tuvo un proceso muy especial para nosotros ya que nos dieron libertad de acción para todas nuestras ideas y propuestas de diseño, en donde la principal instrucción fue lograr un concepto suelto y orgánico.
A lo largo del pasillo de acceso se instalaron escaleras con botellas y jaulas con flores, y en el muro, el logo diseñado exclusivamente para Coni y Eduardo. 
El eje central de la decoración aérea del salón estuvo marcado por las flores, dispuestas en varios soportes, como botellas, cajas y pajareras. Esto, intercalado con velas y luces led, las que aportaron al ambiente calidez y frescura. Se integraron conceptos de jardín y se trajeron al interior del salón.
Para el centro de mesa, se diseñó una jardinera apaisada con tulipanes, dando la impresión que crecieron de forma natural. 
El color base fue el amarillo, un color poco común para la generalidad de los matrimonios, el cual, contrastado con blanco y toques de negro generaron un ambiente sofisticado, enérgico y moderno.
06, diciembre de 2014

Ecléctico chic