Hasta que llegó el día de Caco e Isa.
La propuesta de su matri reflejó fielmente el relajo y buena onda que los caracteriza. Para esto, quisieron realizar su fiesta y cena en el campo de la familia de Caco, teniendo de fondo el espectacular entorno natural y tranquilo de Gorbea.
La ceremonia se realizó en la Iglesia de Gorbea, en donde dispusimos diferentes canastos con flores en toda huella que dirige al altar.
El cóctel fue una instancia en donde el entono jugó un papel fundamental. En el árbol central, colgamos cintas de gasa estampada y una gran cantidad de corazones, abstraídos del monograma de su matrimonio. Bajo los grandes árboles, se instalaron varios lounge con fardos de paja y unas imponentes láminas de madera, las que actuaron como mesas de centro, y en el césped, algunas mantas para que los invitados pudieran disfrutar del cóctel.
En el cielo de la carpa, dispusimos una gran cantidad de macetas colgantes con un mix de flores y follaje, y en el eje central de ésta maxi macetas. La paleta de colores utilizada fue predominada por el turquesa y colores pasteles.
El centro de mesa estuvo compuesto por un mix de flores multicolor, en diferentes recipientes y botellas.
Montamos un gran y colorido mesón de postres, y tras éste, dos pizarras con el detalle de los postres ofrecidos.
Entre los elementos particulares del matri, diseñamos un afiche de bienvenida, basado en la gráfica popular chilena, servilletero, menú, colgantes para el árbol, cake topper, letrero de tractor bar.
Caco e Isa, esperamos que sean muy felices en esta nueva etapa, son una pareja encantadora!!

Día de campo