En un maravilloso entorno del Salto la Paloma en la localidad de Malalcahuello se celebró el matrimonio de Juampi y Caro. Comenzamos con una ceremonia al aire libre, a orillas de donde nace el río Cautín, allí en un deck sobre el río, construido especialmente para la boda y al borde de una cascada natural, instalamos un arco con follaje verde y cientos de gipsophilias blancas, mientras que en el acceso al área colgamos mandalas circulares en color blanco con marco de madera.
El cóctel se desarrolló entre jóvenes árboles de hualle, bosque que creó la atmósfera perfecta para todos los invitados. En ese espacio instalamos mesas de apoyo con arreglos florales, cintas de telas en colores pasteles, botellas colgantes con flores en los árboles y en algunas escaleras situadas en el lugar.
La cena y fiesta se realizó al interior de una carpa, en donde el uso de blanco fue lo que marcó la propuesta. En el cielo instalamos elementos decorativos como luces hadas y clásicas lámparas de cristal, que aportaron brillo y una cálida luz al espacio. Sobre las mesas de invitados, y a modo de complemento, dispusimos macetas blancas con una filigrana en el contorno, y como eje central sobre el mesón de, postres colgamos escaleras de madera con un mix de follaje y flores silvestres.
Para los centros de mesa, intercalamos centros de mesas altos y bajos, todos con flores blancas. Para la identificación de la mesa, diseñamos cada uno de los números sobre una lámina de picoyo (resina de araucaria) material propio de la localidad, y lo ubicamos sobre un atril de madera.
Juampi y Caro, esperamos de todo corazón sean muy felices en el comienzo de esta nueva etapa junto a Rocca y Colomba, un gran abrazo!
26 de marzo de 2016
Banquetería Delirio Austral.

Bosque Cordillerano